Arte urbano vivo: la obra del muralista Sego y Obval en constante evolución

Arte urbano vivo: la obra del muralista Sego y Obval en constante evolución

Sego y Ovbal fue el primer artista urbano mexicano en ser invitado al extranjero a pintar y ser reconocido por su trabajo, gracias a que creó un sello visual y una técnica con el aerosol muy particular.

Como muchos muralistas, Carlos Segovia Alanis comenzó en el graffiti haciendo pintas ilegales con sus amigos. Sin embargo, no se sentía muy cómodo haciendo el tradicional lettering y tags como los demás, prefería plasmar los dibujos que antes había hecho en papel.

“Mujer en diálogo con el Progreso” en mercado de la Ciudad de México

Por otro lado, su imaginario creativo floreció en Oaxaca, a donde se mudó con su familia por el trabajo de su padre a los 12 años. Sego, relata haber vivido rodeado de vegetación y un gran árbol de mango donde vivían diversos animales como murciélagos o extraños insectos.

“El guía del musgo”

El significado de llamarse Sego y Obval, un poco de su biografía

Al inicio de su carrera como artista, separó su carrera en dos vertientes conceptuales: la primera como Sego para crear representaciones de criaturas fantásticas, mientras que Obval era algo más abstracto con inspiración en las formas musicales y de audio.

Asimismo, su técnica tan aclamada es producto de una evolución a la par de los materiales nuevos que encontraba en México y salían al mercado.

“Sacrificio y Resurrección. El mito de Quetzalcoatl” en Polanco, Ciudad de México.

Con esto descubrió las cualidades que otorgaba el aerosol para controlar los errores e incluso jugar con ellos con la presión que se le imprime, este factor lo explotó de tal manera que formó parte de su característico sello visual.

En consecuencia, su proceso creativo siempre está en constante evolución, dado que al pintar diferentes cosas también modifica su técnica, como un ser vivo que no deja de cambiar y adaptarse al entorno, es una obra de arte viva.

"Uno de los seres fantásticos de Obval en la ciudad de Oaxaca."

Por otro lado, el lugar donde plasmará su obra es igual de importante ya que busca crear atmósferas con el entorno, a través de sus formas de la naturaleza. Para Obval apropiarse de espacios públicos o sitios en medio de la nada, olvidados y abandonados lo hace crear una especie de conexión con los transeúntes para generar recuerdos e historias.

"Una pared en Coachella, Estados Unidos"

El reconocimiento que le ha otorgado viajar a otros países y pintar en ciudades tan contrastantes como Londres, Nueva York o Suecia pero también como Cuba y ciudades latinoamericanas también ha enriquecido su obra y le ha hecho valorar a México.